Las cadenas circulares

lunes, febrero 14, 2005 9:38
Publicado en la categoría purnas

Una dosis de Camba para empezar la semana. Pensaréis que no estoy creativo, pero ¿para qué gastar neuronas si alguien ya ha dicho algo que pensabas?. Con el añadido de que Julio Camba escribe lo de abajo en 1930, pero todavía hoy se siguen padeciendo los efectos. ¿O creiais que el mundo en realidad ha cambiado?. Decía Sergio Ramírez “Creo en la revolución, es decir, creo que el mundo puede cambiar a lo lindo”. Por supuesto, está pendiente.

¿No ha recibido usted nunca, amigo lector, una de esas cartas circulares en donde le amenazan con las mayores desgracias si no saca usted de ellas doce copias para mandárselas a doce personas? Sin comerlo ni beberlo se encuentra usted de pronto metido en una cadena con Monsieur Citröen, la Gloria Swanson, Bernard Shaw, Mussolini, Picasso, Charlie Chaplin, Pastora Imperio y el tendero de la esquina. A poco supersticioso que sea, no tiene usted más remedio que seguir las instrucciones perdiendo su tiempo y haciéndolo perder a los demás. Pues esas cadenas epistolares han sido inventadas en América y están directamente inspiradas en los mataderos de Chicago. Son cadenas invisibles y constituyen una preparación para colgar a las gentes en esas otras con que los americanos empiezan a enrollar el planeta

La ciudad automática. Julio Camba, 1930.

Ahí queda eso. Esta semana grandes novedades a mi alrededor.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “Las cadenas circulares”

  1. Por ahora | Purnas en o zierzo says:

    marzo 15th, 2011 at 0:44

    […] Hace dos años: Las cadenas circulares […]

Dixa un comentario