De la deontología como una de las bellas artes

jueves, febrero 3, 2005 12:31
Publicado en la categoría periodismo, purnas

Mientras los madelmanes sean secuestrados y los medios de comunicación occidentales no sean capaces de distinguir la realidad de la ficción, no hay nada que hacer. El periodismo estará perdido en su marasma de buenas intenciones, bienpensantes intenciones, mejor dicho. El periodismo estará perdido en sus ganas de que pasen cosas, aunque sean mentira. Mientras a la vez que nos ahorran la sangre y las vísceras nos asaltan con adagios en medio de la catástrofe, no hay nada que hacer. El periodismo estará perdido en su función catalizadora de emociones y la publicidad engañosa. Mientras a la vez que nos llenamos la boca contra la manipulación sigamos leyendo los datos del IPC tal y como nos los proporciona el Gobierno, no hay nada que hacer. El periodismo estará perdido en la ley del mínimo esfuerzo (intelectual) ,y seguiremos hablando del 3% cuando el pan ha subido un 45%. Mientras los hechos sigan siendos los hechos, los veas desde donde los veas y opines desde donde opines, no hay nada que hacer. Porque detrás de cada visión hay un mundo, y detrás de cada mundo (léase País, Periódico, Vanguardia, Razón…) un grupo empresarial que te impone esa visión. Mientras los muertos se mueran de mil formas escabrosas y nos empeñemos en sacar las imágenes del autobús quemado en vez de la sangre en la cuneta, no hay nada que hacer. La sociedad occidental seguirá pensando que una luz cegadora (como de nieve), vendrá en forma de halo para llevarte, sin ningún dolor, a donde ya no hay vida. Y sobre todo, la sociedad occidental pensará que un tiro en la cabeza es exactamente igual que un enfisema pulmonar. O sea, minucias. Mientras todo esto pase, hablar de “deontología del periodismo” seguirá siendo la misma pérdida de tiempo que poner puertas al campo. Por supuesto hay quien las pone, para que no se escapen las vacas. Itxi ataka, mesedez.

……..

Jueves lardero, longaniza en el puchero. Ummmmmm.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “De la deontología como una de las bellas artes”

  1. El paso alegre de la paz | Purnas en o zierzo says:

    marzo 15th, 2011 at 0:37

    […] Hace dos años: De la deontología como una de las bellas artes […]

Dixa un comentario