Jugándose la vida por la democracia

domingo, enero 30, 2005 12:15
Publicado en la categoría purnas

Hoy se juegan la vida decenas de miles de iraquíes rescatados del Averno. Su voto vale por la sangre de sus compatriotas muertos. Su voto vale por la democracia tutelada. Y aún así es su voto. Y aún así siempre es mejor una democracia tutelada que una dictadura. Por supuesto. Hoy se juegan la vida. Y desde las páginas de “El País” (hoy regalaban Casablanca en dvd) la única felicidad que trasciende es la que tienen los iraquíes que votan desde la metrópoli. Los iraquíes que viven en Washington, Nueva York, Philadelphia. Van a votar casi emocionados, arrebolados, llevados en volandas por la propaganda. Ellos no sufren las bombas. Los atentados. Los chalados suicidas. Al Zarqaui no los tiene marcados con una equis en su visión apocalíptica del Choque de las Civilizaciones. O si los tiene, que todo puede ser, no tiene un rotulador los suficientemente explosivo para grabársela en la frente. Hoy se juegan la vida. Por la democracia. Con chaleco antibalas. Por unas armas nunca encontradas. El resultado de hoy se medirá en porcentajes y en muertos. Espero que ganen los porcentajes.

……

En el Semanal mientras tanto Labordeta “se siente aragonés y por tanto muy español”. Ahí queda eso. Con razón Maragall ningunea a Aragón cuando habla de las Comunidades nacionales. Desde 1978 llevamos jugando a esperar sin pedir. Y cuando pedimos somos insolidarios y cazurros. “Gilipollas”, “A la mierda!”.

……

Alejada de la portada de Vogue en la contraportada de “El País” la ministra Narbona posa con palestino, chandal del Pryca y chirucas…¡Qué delicia!

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario