Racismo en el fútbol

lunes, diciembre 6, 2004 13:29
Publicado en la categoría purnas

Se puso de moda mediática en el último partido de la selección española en Madrid, pero hace años que pasa. Y hace años que me indigna. Recuerdo tardes de fútbol cuando era pequeño, y la Romareda, el vetusto estadio zaragozano, se llenaba de gente de pie y sentada que se encaraba con el árbitro al grito de “Borde, borde”. Hoy ya no se canta. Tradiciones que se pierden. Entonces y ahora lo que se sigue cantando es el “uh, uh, uh”, cuando un jugador negro, del otro equipo, claro, toca el balón. Ayer en La Romareda les pasó a Kameni, a Toledo y a Álvaro, en el Nou Camp hace dos semanas a Roberto Carlos, en cualquier otro campo le pasaría a otro jugador. Es feo el grito. Es lamentable. Es patético. Pero es más patético, feo y lamentable que encima se justifique. Y doy razones que me han dado: “Es para descentrar al contrario”, “Es que ha provocado a la grada”, “es que ha hecho una entrada peligrosa”…etc etc etc. Chorradas. Todas esas cosas se pueden hacer y protestar sin mentar el color de la piel ni la procedencia. Y si no se hacen es porque son racistas, los gritos y las personas que los profieren. Sin más. Sin aditivos ni decolorantes. Ayer, mientras algunos zaragocistas se dedicaban a llamar mono al portero del Español, Kameni, algunos españolistas se dedicaban a llamar monos a Álvaro, a Toledo y sobre todo a un recogepelotas del equipo infantil del Zaragoza, Afful. Patético. Fuera racistas de los estadios.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario