Pudiera ser que tal vez quizás

viernes, octubre 29, 2004 17:26
Publicado en la categoría purnas

No se si lo he contado alguna vez, pero hubo un tiempo en el que yo podía haber nacido en Barcelona. Hoy, no sé a santo de qué, igual por ver Dos Rombos, o disfrutar con Oriente es Oriente, he soñado esa posibilidad. También se me ha mezclado Pedro IV por medio. Es lo que tiene leer novela histórica. No sé si hubiera cambiado. Igual no sería el yo que soy. No echaría de menos el cierzo, probablemente, y esta noche, cuando vuelva al Posturas, lo vería como un bar estupendo que no pegaría en Barcelona. Igual hubiera visto las miniruedas de prensa de los presidentes autonómicos y hubiera flipado con que en Aragón todos los partidos, hasta el PP, digan que el presidente Iglesias estuvo bien. Cuestión de llegar a acuerdos previos. Me hubiera parecido, como ahora me parece, retroceder 30 años para oir a Fraga diciendo que “sólo hay una nación, España, patria única e indivisible de los españoles”, y hubiera tenido que sintonizar la televisión para volver a ponerla en color. Incluso puede que me hubiera indignado porque la Gramanet eliminó al Barcelona de la Copa en un patatal. Sería curioso verme a mi de culé. Las cosas no son así. Y yo nací donde nací, parafraseando a Serrat (ánimo JoanMa) “nací en el Río Ebro”. Y como las cosas son como son, funcionarios de Florida y Ohio (Ojaio), obstaculizan a los observadores internacionales. Dios (o en su defecto quien sea), nos coja confesados.
Buen puente y a comer panellets, torrijas o huesos de santo. Y ojo con el moscatel, que deja resaca.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario