De lo malo lo mejor

miércoles, octubre 27, 2004 12:08
Publicado en la categoría purnas

En muchas ocasiones y decisiones, el PP y el PSOE tienen mucho que ver. En política local, sobre todo, porque las necesidades son básicamente las mismas y las soluciones no son demasiado amplias. Así, las recalificaciones, las ventas de terreno público o las orgías de inauguraciones no distinguen de color de logotipo. Sin embargo, será por el talante, pero entre ayer y hoy se observan esas diferencias que en ocasiones obligan a elegir al menos malo. POr un lado, el retorno del humor político a la Primera. Algo que se echaba en falta desde hace bastantes años. Ayer, en el nuevo programa de Julia Otero, que vuelve a la pérfida España después de su paso por el oasis catalán, el grupo de humoristas que acompaña a Toni Soler en Minoría Absoluta hizo un repaso de la actualidad con imitaciones de Rajoy, de Zapatero, de Acebes…Humor ácido y libre. Algo que muchos no entendían como sano. Caiga quien Caiga.
Diferencia 2. Legalización de la situación de quien tenga contrato de trabajo y lleve más de seis meses en España. Ya era hora. Que el Pakistaní que me vende las pizzas cuando lleguo tarde a casa, o el marroquí que limpia el portal de al lado, o mis vecinos del primero que se hartan de limpiar casas y estaciones de metro, sean personas consideradas legales, y puedan tener todos los derechos de las personas legales. Y puedan contribuir con sus cotizaciones al mantenimiento de la seguridad social, que todos ganamos.
Diferencia 3. Se reúnen los presidentes de las regiones, naciones y comunidades de España. Todos. El PP, que jamás hubiera pensado convocar algo así, ahora se queja de que se queda corta la convocatoria. Bueno, es la primera. Se supone que no la última.

……..

Por primera vez los diputados aragoneses de un grupo mayoritario actuarán como aragoneses y no como miembros del PSO-E, apoyando enmiendas propias y ajenas sobre inversiones en el país en el Congreso de los Diputados

……..

Claro, que no es oro todo lo que reluce. Y el PSOE sigue justificando una apropiación indebida (es decir, un robo) demostrada, como la de Vera, por los servicios prestados por este al Estado. Incluido el GAL, claro.

……..

Nueve días sin fumar

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario