Grupo Prisa! MONOPOLIZACION!!

viernes, julio 30, 2004 11:21
Publicado en la categoría purnas

Veamos. El grupo Prisa compra Ona Catalana. Es una empresa. Una multiempresa. Pero poco a poco está copando el máximo posible de espacio informativo, publicitario y por tanto económico de la comunicación en el Estado. Y ese es el peligro. La liberalización económica y la falta de control estatal provoca situaciones como ésta. Es lo que queremos, pues adelante. El problema, sin embargo, es como siempre la doble vara de medir que aplica el mismo grupo Prisa, cuando hace menos de una semana denunció a las emisoras de radio ilegales que hay por todo el territorio. Es decir, las emisoras de Vocento, Radio Marca y SOmos Radio, y las decenas de radios libres que pululan por pueblos y ciudades. Sin embargo, Prisa, al adquirir Ona Catalana ha comprado también 15 emisoras ilegales. Al igual que Localia TV, también de Prisa, que emite ilegalmente en ciudades de toda España. El caso se agrava teniendo en cuenta que la Generalitat, que ha presionado últimamente a las radios libres de Barcelona, ha cerrado también las emisoras de Kiss FM, de Blas Herrero por ilegales, en la provincia de Lérida, y no ha hecho lo propio con Flaix FM o Ona CAtalana, que se encontraban en la misma situación. Efectivamente el espacio radiofónico analógico es limitado y por tanto ha de ser regulado. Pero siempre con criterios lógicos y ajustados a la legalidad, y no con criterios partidistas y mucho menos con criterios partidistas ligados a intereses empresariales privados. Digo yo.

…..

Otros que viven montados en un universo paralelo y sobre todo con el chiringuito abierto 24 horas son los amiguetes de la SGAE. Según ellos, “Internet desaparecerá si no se respetan los derechos de autor”. Porque se vaciará de contenidos. Esta web es copyleft. Esos son mis derechos de autor. Se puede copiar íntegramente lo que publico. Se agradece que se cite la fuente. Y punto. Y son contenidos, y ni yo, ni la SGAE recibe ni un duro de ésto. Y escribo por la mañana, de buena mañana, quitando horas de sueño o de descanso o de lo que sea. Pero no cobro por ello, porque no quiero. Y seguiré haciéndolo. Así que lo que se acabará sin los derechos de autor no será Internet, sino el que cuatro esgarramantas (y nunca mejor dicho) ganen dinero con el esfuerzo creador y reproductor de los demás. SGAE, iros a “muyir fardachos“.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario