Señor Aznar, cuando la gente habla….

martes, julio 27, 2004 11:41
Publicado en la categoría purnas

Personalmente no tengo ningún problema en aceptar una posible secesión del País Vasco de España. Como tampoco la tengo sobre una posible secesión de Asturias, o de La Rioja. Por eso, la visita de Ibarretxe a ZP no tiene ningún significado político especial para mí. Pero tiene un significado humano mucho más importante. Al margen de los titulares, que van desde el Ibarretxe defiende en Moncloa que no se pueden imponer decisiones unilaterales de Gara, hasta el Zapatero implica a Ibarretxe en “un proyecto común de Estado” de El Periódico, pasando por un sorprendente El Gobierno vasco no descarta posponer el plan Ibarretxe y adelantar las elecciones. Todos estos titulares sólo anuncian la condición humana. El diálogo como base de encuentro. Que lleva a Zapatero a brindar apoyo a una posible decisión del pueblo vasco (incluyendo aquellos que se consideran tan o más españoles que vascos, por supuesto), y a Ibarretxe a aceptar un proyecto común de estado. En efecto, hay matices importantes en estas dos declaraciones. Y no es lo mismo hacer este brindis al sol que realmente aceptar que el 60% de los vascos decidiera ser independiente (política ficción, se llama), o al contrario, que decidieran seguir siendo una Comunidad Autónoma más o incluso un Estado Libre Asociado. Pero el diálogo es la base sobre la que se asienta cualquiera de estas definiciones. El diálogo y que gracias a la presión policial, principalmente, existe una tregua impuesta a ETA, que de convertirse en definitiva y unilateral por parte de los terroristas aceleraría cualquier toma de decisión.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario