Abrazo estepario

martes, junio 8, 2004 11:22
Publicado en la categoría purnas

Hoy dos movilizaciones:
Una que ya se ha celebrado y que nuevamente ha reivindicado el cierre del polígono de tiro de las Bardenas Reales, un espacio natural protegido entre Navarra y Aragón y que es el más grande de Europa. Es hora de un nuevo aprovechamiento del espacio natural, y el militar no es el más adecuado. Después una más para el sábado.

ABRAZO ESTEPARIO
Zaragoza, sábado 12 de junio a las 12 horas

La Asociación Naturalista de Aragón ANSAR te invita a recorrer la Cabañera Real de Torrero y el Lugar de Interés Comunitario de las Estepas de la Margen Derecha del Ebro y a participar en el ABRAZO ESTEPARIO que tendrá lugar entre vecinos y vecinas de de uno y otro lado de la ciudad.
Queremos un Parque Estepario en el sur de Zaragoza que salvaguarde la Red Natura 2000 y una protección adecuada de los suelos que el Plan general de Ordenación Urbana de Zaragoza declara no urbanizables de protección especial por sus valores ambientales. Exigimos un riguroso control ambiental de la DGA a las obras en marcha y la salvaguarda de corredores biológicos entre el Canal Imperial y las zonas esteparias.

RESPETO Y PROTECCIÓN PARA LAS ESTEPAS DEL SUR DE ZARAGOZA.

¡PARQUE ESTEPARIO YA!

Entidades que colaboran:

Asociaciones de Vecinos de Venecia y La Paz, Asoc. El Cantero y el Colectivo Imagina, todos ellos de Torrero. Asociación de Vecinos de Delicias. A.VV. San José
Asociación de Vecinos Jerónimo Zaporta (La Cartuja) y de Torrecilla Valmadrid

Información: ansar@arrakis.es jmaestro@teleline.es

RECORRIDOS PARA LLEGAR AL PUNTO DEL ABRAZO ESTEPARIO:

Recomendaciones: Llevar agua, sombrero, crema del sol y botas

La Cabañera Real de Torrero ha unido históricamente los Acampos del sur de Zaragoza con las localidades cercanas de Cuarte, María de Huerva, Torrecilla de Valmadrid, La Cartuja y Mediana de Aragón, donde numerosos rebaños de ovejas pasaban los inviernos a la espera de realizar la trashumancia a los pastos de verano en el Pirineo. En la actualidad, aunque de manera más reducida, sigue permaneciendo esta práctica ganadera a las mismas puertas de la gran ciudad. Es un terreno público y de gran valor ecológico de más de 400 hectáreas que queremos conservar y reivindicar junto al Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Las Estepas de la Margen Derecha del Ebro incluido en la Red Natura 2000.
La estepa del sur de Zaragoza está en peligro. Las grandes infraestructuras de la ciudad como el AVE y el Cuarto Cinturón y sus accesos, los nuevos polígonos industriales de dimensiones desconocidas hasta ahora, los nuevos desarrollos urbanísticos y la instalación indiscriminada de parques eólicos y sus numerosas líneas eléctricas de evacuación están realizándose de manera muy agresiva sobre terrenos muy frágiles esteparios con consecuencias desastrosas para el ecosistema. Sólo hay que darse una vuelta por el tramo del 4º cinturón que va de la Feria de Muestras a la carretera de Castellón y veremos los tremendos impactos ambientales que se están produciendo ahora mismo con las transformaciones urbanísticas de PLA-ZA, ARCOSUR, junto a Montecanal, en la nueva ECOciudad de Valdespartera, en Puerto Venecia en Torrero, en el nuevo Cuarte y en las proximidades de La Cartuja en los nuevos polígonos Empresarium y del Parque Tecnológico del Reciclado.
Sólo pedimos un mejor trato para nuestros ecosistemas más singulares y una mejor aplicación de la normativa ambiental en los proyectos industriales y urbanísticos. El Gobierno de Aragón debe hacer cumplir las declaraciones de impacto ambiental y ser más riguroso y preciso en las medidas exigidas a los proyectos. Podemos observar con un simple recorrido por las zonas descritas cómo se destruye en su totalidad el paisaje, no quedando ni un solo vestigio de la vegetación natural ni de la morfología del terreno, sin preservar ningún corredor biológico que permita a la fauna y flora seguir desarrollando su actividad vital.
Estamos volviendo a repetir la forma de desarrollo de los años 70, a costa del medio ambiente, aunque ahora la diferencia es que existe normativa y que sabemos las nefastas consecuencias de alterar los ecosistemas.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario