Inmigrantes, militares y autoinculpados

martes, mayo 25, 2004 11:34
Publicado en la categoría purnas

Hoy me falta espacio. De verdad. Tengo tantas cosas que contar…

Primero un manifiesto del Colectivo de Inmigrantes de Cataluña. Comienzan nuevas movilizaciones para la regularización. Amenazan con volver a encerrarse en iglesias.

MANIFIESTO POR LA REGULARIZACIÓN SIN CONDICIONES DE LAS Y LOS INMIGRANTES

En el estado Español, más del 50 por ciento de los inmigrantes se encuentran sin papeles. Somos la punta visible del iceberg de la precarización de la vida que afecta a todos por igual.

Para luchar contra esta situación, nos manifestamos en la calle, nos reconocimos con otros iguales, construimos una plataforma de lucha, escuchamos en Asamblea Popular las luchas de otros, recla-mamos diálogo directo con la administración, tocamos cacerolas la víspera de las elecciones, oímos de Zapatero promesas que nos afectan directamente, nos entrevistamos con la renovada Generalitat de Cataluña,… Pero ésta continúa tratándonos como “un problema” y se retracta junto con el go-bierno central de las promesas de campaña y las declaraciones a la prensa. Hemos tocado todas las puertas. Ante el silencio y la negación de nuestros derechos fundamentales, porque la ciudadanía se conquista ejerciéndola:

SI ES NECESARIO….¡NOS ENCERRAREMOS!

La Asamblea por la Regularización Sin Condiciones reúne a diversas comunidades de inmigrantes, organizaciones y ciudadanos. Tiene como eje la lucha por el pleno acceso a los plenos derechos (civiles, económicos, sociales y políticos) y deberes de los inmigrantes en el estado español.

DEMANDAMOS:

-Un proceso de regularización para todas las personas que residen en España -Que ninguna persona pierda sus derechos por la ineficiencia de la Administración. -La anulación de las órdenes de expulsión no ejecutadas y el fin de toda expulsión. -El fin del acoso policial -Cierre de los centros de internamiento -La derogación de la ley de extranjería -Cambio de política migratoria.

1- La regularización de todas las personas que residen actualmente en territorio español. En España hay cerca de un millón de personas irregulares, sin derechos, desprotegidos, en apartheid jurídico. Es una situación humanamente intolerable e inaceptable para un Estado que se dice demo-crático. El nuevo gobierno del PSOE está hablando de una supuesta y confusa regularización indi-vidual de inmigrantes con oferta de trabajo y ha descartado cualquier proceso de regularización ex-traordinario. La mayoría de inmigrantes no pueden obtener una oferta de trabajo. Las mujeres y los niños sufren una doble desigualdad. En conclusión: la vía de la regularización con oferta laboral no soluciona ningún problema, es necesaria una regularización general sin condiciones: niños; mujeres, discapacitados, explotados por las mafias en las profundidades de la economía sumergida;

2- El fin de la irregularidad sobrevenida: personas “con papeles” que, debido a la responsabi-lidad de la Administración, se convierten en “sin papeles”. La tardanza en las tramitaciones, las barreras burocráticas y los gastos excesivos inherentes a los trámites derivan en la indocumentación; a condiciones de vida traumáticas, al sufrimiento y al mie-do. El departamento de Extranjería tiene más de 43.000 correos electrónicos sin contestar y 53.000 solicitudes de renovaciones de estancia pendientes de tramitar. Muchas personas han perdido ofer-tas de trabajo, no han podido viajar al extranjero o han tenido problemas con la policía. Más de 20.000 personas han perdido ya sus permisos de residencia y trabajo o están a punto de hacerlo, según la propia Subdelegación del Gobierno en Barcelona. La cifra aumenta todos los días, porque entran más solicitudes de las que se resuelven.

3- La anulación de las órdenes de expulsión y el fin de expedición de toda orden de expulsión. El Ministerio del Interior abre expedientes de expulsión a personas detenidas arbitrariamente por las calles. Por ley, estas personas jamás podrán ser regularizadas. El resultado es que miles de personas quedan desamparadas en nuestras calles sin poder acceder a un trabajo, alquilar una vivienda,…

4- El fin del acoso policial. El constante control, acoso y detención de la policía provoca el miedo cotidiano y la sensación de persecución continua. Además se transmite una imagen pública de la inmigración como fenómeno ligado a la delincuencia y al terrorismo.

5- Cierre de los centros de internamiento. Los inmigrantes con expediente de expulsión, que no es un delito sino una falta administrativa, son recluidos en unos espacios con unas condiciones denigrantes. Muchos de estos centros se encuen-tran en espacios físicos que fueron construidos como cárceles, solo que ahora con una consideración jurídica diferente. La relatora especial de la ONU informó recientemente que estos centros están sobreocupados y que allí los inmigrantes no disponen de protección judicial o consular, ni de defen-sa jurídica adecuada, ni de intérpretes, ni de información sobre los procedimientos necesarios para regular su situación.

6- La derogación de la Ley de Extranjería. La Ley de Extranjería institucionaliza la desigualdad y establece un sistema de “castas” en grave apartheid jurídico: Los nacionales y comunitarios, con plenitud de derechos, los extracomunitarios “regulares”, con derechos muy restringidos. los “sin papeles”, sin derechos, legalmente no existen. La Ley de Extranjería considera a los extranjeros pura mercancía: su “acogida” se autoriza sobre la base de criterios exclusivamente productivos. Esto supone la vulneración de principios fundamentales de los Derechos Humanos y Constituciona-les: se hace distinción entre sus titulares por razones de raza, origen y condición. No es extraño que más de un centenar de colectivos, entre ellos algunos partidos políticos hayan solicitado al Defensor del Pueblo que interponga un recurso de inconstitucionalidad. Incluso lo hizo el Parlamento vasco. La última reforma, pactada por PP y PSOE, es el reflejo de cómo el poder político entiende el fe-nómeno migratorio y la causa de que cerca de un millón de personas sean consideradas “ilegales”

7-Un nuevo modelo de política migratoria. Denunciamos el modelo de política migratoria desarrollado hasta el presente, restringida a una ley y a aplicarla de la forma más dura posible, desatendiendo los restantes campos: prestaciones sociales, condiciones laborales, integración, diálogo intercultural. Exigimos que toda persona tenga garanti-zada la plenitud de derechos (civiles, políticos y sociales) y deberes en igualdad de condiciones que los nacionales, incluido el derecho a voto. Que se reconozca el derecho a inmigrar, y que ejercerlo en España deje de suponer un trauma y un atentado contra la dignidad de las personas. Reclamamos la abolición del racista Tratado de Schengen; libertad de circulación y de residencia para todos; el reconocimiento de la ciudadanía universal para todos; y el respeto a un auténtico derecho de asilo en todos los países.

Ante esta desesperada situación esta asamblea considera que todas las opciones son válidas incluso un ENCIERRO

ASAMBLEA POR LA REGULARIZACIÓN SIN CONDICIONES Barcelona, mayo de 2004

———

Respecto al 13 de marzo y los llamados a declarar, hoy publica Aragón Digital que los autoinculpados han tenido problemas para entregarlas en el juzgado. Quedan muchas dudas al respecto. ¿Por qué si a la mayoría no se les pidió documentación el 13-M ahora se les juzga? ¿Existe un archivo secreto de “activistas”? ¿Estamos tú y yo allí metidos?.
No lo comenté aquí me parece, pero Izquierda Unida, que en Aragón es poco más que testimonial, aunque a Pedro Olloqui lo metan de Consejero en el nuevo ente de radio televisión autonómica, intentó capitalizar el movimiento de autoinculpación acudiendo una hora antes de lo acordado a la COmisaría para inculparse, con todas las cámaras y periódicos detrás, claro. Este artículo lo explica muy muy bien, y muy gracioso,por otra parte. Otro manifiesto sobre el tema. Desobedecemos, luego existimos.

———

Otra movilización, a las puertas de la Marcha por la desmilitarización de las Bardenas, tuvo lugar la semana pasada, en el ámbito de la romería popular a la ermita de San Gregorio en Zaragoza, dentro de terreno militar. Un año más, el Ejército intentó silenciar la protesta antimilitarista. El Ejército es el mayor terrateniente de Zaragoza, además de cerrar el acceso a lugares populares como la ermita de San Gregorio o bienes culturales como la iglesia de San Carlos, la única neoclásica de Zaragoza. Ahora que el Ayuntamiento va a comprar la Harinera de San José para hacer equipamientos culturales (ya era hora), y que se ha llevado a cabo el intercambio de terrenos en Valdespartera, es hora también de reducir el terreno militar en la ciudad y usarlo para humanizar la ciudad.

———

Os dejo con estas cosas, aunque tengo más, como la paralización de las expropiaciones de Artieda. Noraguena, Artieda. Toz con busatros. Yesa, no pas!

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “Inmigrantes, militares y autoinculpados”

  1. Jornada de lucha en las calles | Purnas en o zierzo says:

    marzo 14th, 2011 at 22:46

    […] A última hora de la tarde fueron desalojados. Esta tarde a las 8 hay una nueva concentración. Su manifiestoEn Zaragoza mientras tanto, la Delegación del Gobierno había decidido actuar contra el local que […]

Dixa un comentario