Las personas como trofeos

miércoles, mayo 12, 2004 9:33
Publicado en la categoría purnas

fotopor.jpgEs lo que pasa en las guerras. Para que sean efectivas, y para que cada muchacho de Wisconsin, Utah, Nayaf, Gaza o Tel Aviv se convierta máquina de matar, ha de considerar que el enemigo, el que tiene enfrente, no es humano. No sólo es malo por ser enemigo, sino que además ni siquiera es una persona con derechos, familia y dignidad. Pasa en las cárceles de Irak, donde los fornidos granjeros de Wichita se dedican a jugar con peluches humanos. Pasa en las calles de Gaza, donde los nietos de los que estuvieron en Dachau o Mathausen se dedican a perseguir críos con tanques. En las mismas calles de Gaza esos mismos críos y sus hermanos mayores son capaces de exhibir los restos de un cadáver como si fuera la carne de cerdo que no pueden comer. Y de vuelta en Irak, los que se dedican a contrarrestar la ocupación americana son capaces de rodar una snuff movie terrible, donde degüellan a una persona después de obligarle a hablar de su familia. Para cada combatiente el de enfrente no deja de ser una cosa. Es muy eficaz para asegurar que los soldados cumplan su misión, es decir, exterminar al máximo número de personas con el uniforme contrario, es muy eficaz, digo, conseguir que consideren al enemigo como una subespecie. Que no piensen en su familia, en que tiene amigos, en que le gusta el fútbol o en que le encantan las hamburguesas del McDonalds y los Estopa, es un poner. Y en Irak, en Palestina, en Sierra Leona, en Ruanda,…en todas las guerras, lo están consiguiendo. Así debe costar menos pegarle un tiro a cualquiera, u obligarle a andar a cuatro patas, o degollarlo en directo delante de una cámara. Debe ser.

Hoy en La Razón sale la historia de un fusil con mira telescópica que se ha encontrado en Francia en manos de ETA. Lo traigo aquí porque no es el primer fusil de estas características que ETA usa, y sobre todo, porque hace menos de tres meses yo vi uno con mis propios ojos en unas dependencias policiales, y sin que se supiera quien lo iba a usar. Igual da una pista. O igual no. El otro fusil, que no trascendió a los medios, está depositado en lugar seguro, y funciona terriblemente bien. Decían, vamos.

ZP ha conseguido que el PP acepte negociar la reforma del Senado. Bueno, por lo menos que dialoguen. Eso sí, en Libertad Digital no lo cree necesario, pero en el Periódico pone que el PP quiere también retocar la Constitución. Y es que en el Senado, por lo que se ve, hay muy mala acústica, y no se entiende bien lo que dicen. Por cierto que ZP anunció que apoyará las reformas estatutarias de Cataluña, Aragón, Andalucía y Galicia. Con eso del Estado plurinacional está que se sale.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario