En la ciudad del humo, no sale el sol

martes, mayo 4, 2004 10:54
Publicado en la categoría purnas

A cuatro días de la inauguración del Fórum cada vez tengo más la sensación de vivir en una ciudad fantasma. Evidentemente no por la cantidad de gente. Aquí hay mucha gente. Gente de aquí y de allá. Turistas. Gente de paso. Todo un mundo que circula Ramblas arriba y abajo, un submundo que trabaja y sueña, y otro submundo que simplemente sueña. Estos son los que me preocupan. Los que sueñan. Los que fantasean con sus gafas de pasta y sus pisos de diseño. Esos. Los que ahora deciden lo moderno y lo antiguo. Lo kitsch y lo cool. Los que venden humo. Barcelona es la ciudad del humo. Ferrán Adriá, Asha Miró, Joan Clos, el Fórum, lo guay, el diseño. El humo. El humo de las fábricas que rodean Barcelona, pero que no tocan los hogares de los que se llenan la boca. Hasta las manifestaciones son de diseño. Llenas de reggae, de dj’s, de disfraces, y de cargas provocadas. El humo como valor de vida. La imagen como reina de la fiesta. El Fórum es el máximo exponente. Interculturalidad, paz, solidaridad y alegría, camuflando empresas explotadoras, sueldos de miseria de las ett, industrias de la guerra, alquileres millonarios de los edificios, mobbing, desalojos, pisos prometidos que no llegan. El humo. Hay humo en el ambiente. El civismo que oculta prebendas. La falsa educación como valor. Todo es publicidad, todo es diseño, todo es un inmenso papel de caramelo que oculta la misma realidad que en Paris, Madrid, Zaragoza, o Nairobi. Aunque no lo parezca. La misma ciudad antitaurina promovida por el director de uno de los zoos peor dotados de Europa. La imagen por encima de la realidad. El día que la realidad consiga imponerse, Barcelona será mejor. Seguro. Por lo menos para los que estamos acostumbrados y educados a no callar lo que pensamos. A valorar más la honradez que la imagen. A valorar más lo que creemos que lo que queremos hacer creer. Cuando llegue ese día, me sentiré mucho más cómodo en esta ciudad que de momento me acoge.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario