Batucada en Zaragoza

miércoles, abril 7, 2004 14:40
Publicado en la categoría purnas

Iba yo andando por mi ciudad natal cuando de repente…porromponpero. Tambores a ritmo de batucada. Joder, carnaval (de río), y yo sin enterarme. Claro, me acerqué, corriendo casi. Si hay que ver mulatas moviendo el body pues se corre. Pero no. Llegué y resulta que era una procesión. Ya sabéis, tíos y tías con capirote tocando el tambor y el bombo. Allá cada cual con sus historias. Pero lo que no se yo muy bien es el afán turístico de lo que debería ser una devoción religiosa. Digo yo. Aunque claro, sus dinericos dejan los turistas, y eso, bien vale dejar los sobrios toques tradicionales, para convertir la procesión en un carnaval. Como zaragozano me alegro, claro, siempre es más pintoresco y por tanto atractivo para los visitantes. Ahora, que si fuera religioso…

Más. Copio pego la última mamarrachada de César Vidal. Lo suyo es la R. La P también se las trae. Como siempre, cultura y lengua mezclada con política. ¿alguien me puede explicar por qué? P: El otro día entre en una página web, que venía escrita en Castellano y en Aragonés. Me quedé perplejo. ¿Existe el Aragonés como idioma, o es una invención más? Tal vez en mi barrio de Granada exista también un idioma y debamos independizarnos…

R: Es un disparate total y absoluto. Lo de la fabla es un camelo creado por un profesor de escuela en los setenta. Lo grave no es el despropósito sino que lo sigan. Claro que imagínese los enchefes: textos de fabla, profesores de fabla, publicaciones en fabla, cine en fabla…

La última. De la Razón.La Confederación Hidrográfica del Segura cierra 44 pozos ilegales. Ya se han dado cuenta. Hay muchos más. Ahorrando se entiende la gente. Lástima de la partida de golf que iba a echar en La Manga. Allí al ladico mismo del desierto de Calblanque. Paraje natural y hermoso, por cierto.

De la triple corona, a la nada. Ay, señor, la galaxia falla otra vez. Creerse el centro del universo a veces pasa factura.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario