Cartas al “director” del Faro

viernes, marzo 26, 2004 10:39
Publicado en la categoría purnas

Sigo esperando la llamada de Zapatero para que me nombre ministro. De momento mi teléfono está encendido día y noche, pero José Luis no me llama. Yo creo que es por el tema de la paridad. Claro, como soy hombre, igual no le entro en el cupo. Puedo probar a hacerme mujer, como la nueva cabo de la Armada. No es algo que me motive, por eso. Aunque siempre hay que felicitarse como sociedad de una noticia que habla de integración y modernidad. Sin olvidar, por supuesto, que la cabo María del Mar, lleva dos años con depresiones y metida en batallas legales. Y es que las cosas no vienen de la noche al día, ni siquiera aunque ZP haya ganado las elecciones.
Como muestra un botón. Buceando (y empleo a conciencia este verbo acuático) en la prensa de Murcia he encontrado un magnífico ejemplo de homo nimientonimearrepiento. En una carta al director, por llamarle de alguna manera, el señor Pedro Javier Alcaraz Riaño hace un espléndido ejercicio intelectual. En negrita lo suyo, sin negrita los comentarios que me merece el chandrío. No he corregido faltas gramaticales ni sintácticas.

La elecciones generales del 14 de marzo han otorgado un contundente apoyo al Partido Popular de la Región de Murcia que evidencia que los ciudadanos no han dejado que los terroristas dicten el día a día de los intereses regionales.

No se si dice mucho de los murcianos lo de arriba. Bueno, dice mucho. Mucho y bien es más discutible.

Estos resultados son, en mi opinión, el resultado de un liderazgo político indiscutible de Ramon Luis Valcárcel, siempre cercano y atento a los intereses de cada uno de los municipios de la Región ofreciendo soluciones inmediatas y un talante comprometido y reivindicativo con las necesidades de nuestra tierra.
Si es que en el fondo, lo que les gusta es lo del líder. El jefe de la manada. El dictadorcillo. En el fondo, y muchas veces en la superficie el problema de muchos “populares” es que no han entendido la democracia. Ni cuando ganan, ni mucho menos cuando pierden. Los hay que sí. Pero el señor Alcaraz me temo que añora tiempos de liderazgos inequívocos.

El Partido Popular es un partido dialogante y cohesionado, que ha defendido aspectos de la política nacional de forma clara y detallada como en el caso del Plan Hidrológico Nacional. ¿De qué otra manera podríamos aspirar a las prosperidad de nuestra Región al margen de esta exigencia en la que hay tantos empleos en juego?
Una frase que se explica por sí sola. Tanto en lo del diálogo, como en la claridad y detalle de las explicaciones del PHN. No creo que necesite mayor explicación. Todos conocemos lo que es el Partido Popular, y los aragoneses además conocemos el talante de diálogo respecto al PHN. Ya sabéis, “paseo militar”, “por cojones”, “hemos perdido en Aragón y nos lo van a pagar”. Son tan monos.

El partido Popular ha ganado estas elecciones pero esto no es lo reseñable, sino la reivindicación clara de los murcianos de que el número de habitantes y su peso político en el Estado no pueden determinar un estado ambivalente y electoralista en el futuro de una tierra. Es claro que Zapatero tiene una holgada mayoría en Aragón, pero es tan legítimo un voto de aquella tierra como el de la nuestra y en consecuencia la mayoría de los murcianos exigen que Zapatero respete nuestro futuro y la prosperidad de la Región de Murcia.
Lo más gracioso es que es ahora cuando emplean estos argumentos. No antes. Lo más gracioso es que antes valía más un voto en Valencia que uno en Aragón. No os engañéis murcianicos, el trasvase va a Valencia, Murcia es el furgón de cola de la Comunidad Valenciana. Ahora todos iguales y hermanos. Justo lo que se viene diciendo de Tortosa para arriba desde el principio. Por fin habéis entendido algo.

Los murcianos han entendido que el terrorismo no debe marcar la libertad y la prosperidad de nuestra tierra. Esperamos que la coherencia y el sentido común sirvan para que Murcia no se quede sin agua y sin financiación europea para el PHN aunque Zapatero ya ha dicho que el futuro de Murcia no es prioritario. ¿Qué podemos esperar de un líder y de un partido que dice que gobernará para todos y que sin embargo posterga las necesidades de nuestra Región.

Lo que tiene creerse el ombligo del mundo es que a veces te das cuenta que sólo eres un juanete. La frase tiene su miga, la de la carta. Traducida viene a ser, “nos la suda lo que les pase en Madrid o con el terrorismo, nos la suda que nos mientan y manipulen, nos la suda todo, con tal de que el trasvase del Ebro riegue nuestros patatales y nuestros campos de golf”. Y hablan de solidaridad. Señor, que cruz.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario