La fabula de Aragón y Murcia

sábado, febrero 21, 2004 17:33
Publicado en la categoría purnas

Hormigon-para-todos2.gifMe ha llegado esto al mail. Viene acompañado de la noticia de la compra de tubos para el trasvase. Me leas de donde me leas deberías indignarte, porque son 600 millones de euros tirados a la basura. 600 millones de euros en tuberías, que hay que consignar como gastos de campaña electoral. Ellos son felices así. Bueno, así y conquistando islotes a Marruecos

“Qué feliz era Murcia en verano:
Iba a la playa,
tomaba el sol,
visitaban el Terra Mítica de sus vecinos,
jugaba a golf,
era visitada por muchos guiris…
El mañana no le preocupaba lo más mínimo ya que sobre su cabeza el cielo era
tan azul,
hacía tan buena temperatura,
esa brisa les refrescaba,
todo iba tan bien…

Todo eso pasó,
y en una gris mañana Murcia se levantó de su cama
y se dio cuenta de que tanto regadío,
tanta urbanización a primera línea de mar,
tanto campo de golf y tanta Terra Mítica se habían chupado” toda su agua.
De repente se preguntó:
“¿Qué va a ser de mí?
¿Qué futuro me espera sin agua?”.
Llegó a una conclusión:
“Pediré ayuda a mi vecina Aragón”.
Mientras se acercaba a casa de Aragón iba pensando:
¿Acaso no pude haber ahorrado algo de agua?
¿Puede que fueran excesivos los regadíos que tengo?”.
Llegó a casa de su vecina y,
con el corazón latiéndole
a 180 pulsaciones por minuto llamó a la puerta:

-“Toc, toc…”.

-“¿Quién es?”, preguntó Aragón.

-“Soy yo, tu vecina Murcia”.

Mientras esperaba a que le abrieran la puerta vio como su vecina no
había abusado de sus recursos, apenas tenía regadío y vivía del secano
por lo que su desarrollo era mucho más controlado y razonable.
Aragón abrió la puerta:

-“Tengo sed, vecina”, sollozaba Murcia.

-“¿¡Pero qué me estás contando!?”, replicó Aragón. “¿Y qué haces en verano?”, preguntó.

-“Desarrollarme sin medida todo el día,
desarrollarme sin medida todo el día”,
contestó Murcia.

-“¿Y ahora qué, Murcia?
¿Por qué no sigues desarrollándote sin control y explotando inmigrantes?”,
y de un portazo cerró la puerta negándole a la gandula Murcia el agua.

Aquí debería acabar la fábula pero… no es así.
Murcia ha llamado a un primo suyo que vive en Madrid
y van camino de la casa de Aragón para robarle el agua
y dársela a Murcia para que siga “cantando y cantando”.

Lo que ellos no saben es
que nosotros también tenemos primo,
y mucho más poderoso que el de Madrid.
Está en Bruselas y por eso tardará en venir a rescatarnos un poco más.
¡El TRASVASE no tiene enemigo pequeño!”

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario