Ya no me muevo de Barcelona…

jueves, febrero 19, 2004 10:16
Publicado en la categoría purnas

imgview.jpegAhí están, con su sonrisa debajo de la capucha. “¡aivalahostia, patxi, la que hemos liao”. “si ya te lo decia yo aitor, a setas setas, y a relojes, relojes”. Contentos, satisfechos. Un comunicado copiado de la carta que les escribió Carod-Rovira en el 99, y el baile habitual de declaraciones, indignaciones, comparaciones y peticiones. ETA ha declarado una tregua. En Cataluña. Queda por aclarar si es una tregua en la Cataluña estricta o en los Països Catalans. La geografía no es lo suyo, supongo, y no se han metido en camisas de once varas. Tendrá que salir Carod-Rovira nuevamente a decirles que “miren el mapa antes de atentar”. Es curioso como una declaración de alto el fuego ha provocado diez veces más declaraciones y condenas que un atentado. Las maravillas de la política. Tengo claro que un alto el fuego es bueno, sea donde sea. Pero es perverso en el sentido táctico del tema. ETA sabrá porqué ha hecho esto. Pero no es “para reforzar la solidaridad entre el pueblo catalán y EuskalHerria”. Seguro. A ETA le va bien que el PP gane por mayoría absoluta. Al PP, le va bien que ETA mate poco, pero exista. En realidad, ETA llevaba desde el año 2001 de tregua en Cataluña. En realidad, ETA está tan tocada que con esta declaración sólo consigue figurar de nuevo en el primer puesto del candelero. Sólo hay que ver el agradecido editorial de Gara de hoy. Y el papel de Carod-Rovira queda, en fin, queda donde empezó. El papel de tonto útil.
Si ayer cada uno de los políticos que habló frente a las cámaras, no hubiera hecho ni una mínima mención a ETA, la cuadrilla terrorista no hubiera tardado mucho en dejar los kalashnikov y la goma 2 en el garaje de casa e irse de chiquiteo. Esa es la realidad. ETA no es un poder político. ETA no es un poder militar. ETA es un poder mediático. Del que todos chupan.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario