El juego de las diferencias

lunes, febrero 16, 2004 13:14
Publicado en la categoría purnas

patera.jpgÉpoca de elecciones, mentiras a borbotones. Un refrán, nuevo, recién inventado como quien dice. Pero ahí queda. Mientras unos prometen lo que no han hecho en 8 años, los otros siguen agitando guerras y prestiges. Mientras unos mienten sobre sus intenciones, los otros, también lo hacen. Y así hasta el 14 de marzo. Así que espero no tener que hablar de ellos hasta esa fecha. Paso. De verdad. Aunque me provocan. Es difícil encontrar diferencias entre ellos. Pero es fácil encontrar otras. Los telediarios de la Uno, la de todos, son fundamentales para saber qué es bueno y que es malo. Así sabemos que Saddam y Castro son malos, dictadores, caca nene. Pero Musharraf, Gadafi o Pinochet, son buenos. Caramelito. Así sabemos que Gibraltar es una colonia ilegal, pero Perejil, Ceuta y Melilla, son productos de la Historia. Así sabemos que el Sáhara es marroquí, pero Ceuta no. Sabemos muchas cosas. Sabemos que los balseros que salen de la Cuba castrista (malo Castro, malo), son luchadores por la libertad y el bienestar que les proporciona U.S.A.. En cambio, los que salen de África en patera son malos, ilegales, delincuentes y peligrosos. Es fácil seguir las diferencias. Yo no sé como no nos damos cuenta. Es fácil ser educado, saber, creer, y querer, las mismas cosas que nos ofrecen. Los pisos suben porque podemos pagarlos. Hace falta más policía porque hay más extranjeros. Las armas de destrucción masiva son indiferentes porque Saddam era un dictador. El PP es un partido dialogante. El PSOE está contra todas las guerras. La inmigración es mala, a menos que marquen goles. El trasvase es bueno para todos, aunque te inunden la casa. El Madrid nunca es favorecido por los árbitros, y Pablo Alfaro es un terrorista peligroso. Y la verdad, es más fácil creerse todo eso, que plantearse por qué es mentira.
Ps. Gracias analerele por la sugerencia

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario